¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un curso online?

Cursos Online

Los Massive Open Online Courses, conocidos por sus siglas MOOC (en español se traducen como Curso Online Masivo y Abierto), revolucionaron por completo la educación y como se veía la enseñanza. Tienen sus inicios en el 2008, cuando se acuña el término por primera y llegó a su punto álgido en el 2012. A raíz de esto, se experimentó a nivel mundial un boom de los cursos online.

En la actualidad son miles sino millones de MOOC disponibles en todo el ciberespacio, impartidos desde las grandes universidades como Harvard o Stanford hasta organizaciones no gubernamentales, abarcando todas las áreas del conocimiento humano y llegando a millones de estudiantes de cualquier rincón del mundo.

Es posible perderse entre tanta información, y matricular en el curso online erróneo es casi tan malo como no matricular en ninguno. Por eso queremos dejar una breve guía para que el proceso de selección termine con el mejor resultado posible.

Pero antes comenzaremos por lo básico.

¿Qué características distinguen a un curso online?

La principal característica de un curso online es, como bien refiere su nombre, que se realiza a través de la Internet. Tiene una estrecha relación con las nuevas tecnologías y, al igual que la red de redes, pueden ser multiplataforma.

A pesar de no ser presencial, esto no significa que no exista una interacción entre alumno y profesor, y entre los alumnos del mismo curso online. Esto se logra gracias a los foros, las videoconferencias, los chats, las redes sociales y el correo electrónico. También es muy común el uso de plataformas de aprendizaje especializadas.

Un curso online por lo general es barato y hasta gratis en muchas ocasiones. Esto no quiere decir que no existan cursos de instituciones de prestigio que sean relativamente caros, pero siempre van a tener un costo inferior que su similar en la modalidad presencial.

Por último, los cursos digitales tienen un horario muy flexible, que le da mucha autonomía al alumno para escoger cuándo y cómo hacer sus actividades. También es muy útil para combinar de forma sencilla el trabajo con el estudio.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para elegir la mejor opción?

Toda persona es un universo diferente, es por eso que el curso que se ajuste para algunos puede no ser el ideal para otros.

Es importante que antes de seleccionar un programa determinado se tenga bien claro que se quiere obtener con esos estudios, cuales son los conocimientos y herramientas que se quieren adquirir o reforzar y que se necesita para formar el perfil profesional que se desea.

Una vez se respondan estos puntos, ya se puede comenzar a recopilar todas las posibles opciones que cumplan con esos requisitos. En este punto todavía son demasiados, es necesario seguir depurando.

Es importante el prestigio de la institución que imparte el curso online

Una de las formas más eficientes de determinar la calidad del curso online es buscar información del centro educativo que lo ofrece. Es fácil conocer la reputación del centro con solo acceder a internet, conocer el claustro de profesores, así como el acceso a los recursos educativos y la validación por el sistema educativo del país, para asignar puntos a favor o en contra.

También es  importante conocer la opinión de otros estudiantes que ya haya terminado el curso que se pretende hacer.

La profundidad del programa de estudio

Lo bueno de que existan tantas opciones de un mismo curso online, es que se puede comparar con mucha facilidad los programas de estudio. Siempre se recomienda seleccionar los cursos que apliquen los conocimientos más avanzados de la materia que abarcan, y sobre todo que estén actualizados.

Las mejores páginas que ofrecen cursos online gratuitos

Leave a Reply